Octubre 2015

Cada vez está más extendida la consideración del Té Rojo como un eficaz aliado en las dietas de adelgazamiento. Sin embargo, los beneficios que proporciona esta saludable infusión no se limitan a este efecto. Sus propiedades específicas provienen de su especial proceso de fermentación que le añaden ciertas características distintas al resto de los tés, ya que se deja fermentar en barricas de roble entre 2 y 50 años. Así pues, además de las propiedades genéricas de los tés (como ayudar en la salud dental por su contenido en flúor o ser rico en antioxidantes, por ejemplo) el Té Rojo nos aporta los siguientes beneficios:

Nos ayuda a perder peso, ya que acelera el metabolismo y tiene un efecto “quemagrasa”, reduciendo los niveles de colesterol “malo”. También nos facilita la digestión de los alimentos y por su efecto diurético favorece la eliminación de líquidos y de toxinas. Además, su contenido en teína contrarresta la falta de energía y el cansancio que se puede producir cuando estamos a dieta.

La mejor forma de que el Té Rojo nos ayude a perder peso es tomar tres tazas diarias, con el desayuno, el almuerzo y la cena. Podemos elegir, además, una amplia variedad de Tés Rojos aromatizados: el Té Rojo Silueta de Verano, con piña, fresa y melocotón; el Té Rojo Cereza y Vainilla; el Té Rojo Pu Erh Exótico, con papaya, piña, naranja y pétalos de girasol; el Té Rojo Silueta de Invierno, con manzana, naranja, clavos de olor y cardamomo o el Té Rojo Strawberry Vainilla, con vainilla, menta, fresa, rooibos, honeybush y té negro.

El Té Rojo Pu Erh, ya sea puro como en cualquiera de las mezclas aromatizadas de las que antes hemos hablado, es una excelente forma de cuidarse y de disfrutar de una sabrosa y saludable taza de té.