Salud

3 Formas De Usar El Aceite De Oliva En Tu Dieta

El aceite de oliva sin duda tiene una serie de beneficios para la salud y es alta en grasas monoinsaturadas, que son ideales para ayudar a mantener baja la presión arterial y proteger el corazón de enfermedades y ataques al corazón.

Formas de usar el aceite de oliva…

El aceite de oliva también tiene fuertes propiedades anti inflamatorias y antioxidantes, que ayudan a reducir los síntomas de enfermedades inflamatorias como el asma y la artritis, también ayuda con la prevención del cáncer y ralentizar los signos del envejecimiento.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a usar el aceite de oliva en tu dieta, para que puedas disfrutar de estos beneficios para la salud por tí mismo.

1) La sustitución es la clave

Definitivamente no quieres agregar grasa a tu dieta, porque las grasas, ya sean saludables o no, siguen siendo grasas, y si comes demasiada grasa, finalmente vas a engordar. Agrega el aceite de oliva a tu dieta de manera segura usandolo como un sustituto de la mantequilla, margarina, aceite vegetal y otros aceites de cocina que contienen grandes cantidades de grasas saturadas.

Aumenta tu consumo de aceite de oliva, disminuyendo tu consumo de carne roja a diario y otros alimentos que contienen grandes cantidades de grasas saturadas. Asegúrate de que las grasas en tu dieta sean grasas monoinsaturadas saludables (principalmente el aceite de oliva) y poliinsaturadas, mantener las grasas saturadas y grasas trans al mínimo.

Puede sustituir con aceite de oliva la mantequilla y la margarina en una proporción de 3 a 4. Es decir, si normalmente usarias una taza de margarina o mantequilla en una receta, utiliza 3/4 taza de aceite de oliva en su lugar. Utiliza el aceite de oliva para freír y para untar en las carnes antes de cocinarlas, en lugar de usar mantequilla.

La mayoría de las personas utilizan el aceite de oliva virgen (que se extrae del prensado de las aceitunas) para hornear y freír, ya que este resiste bien al calor, no tiene un sabor fuerte de oliva, y son más baratos que el aceite de oliva extra virgen, que es de la más alta calidad disponible.

2) Utiliza aceite de oliva en lugar de mantequilla

El aceite de oliva tiene una sabrosa salsa para mojar el pan recién horneado. Puedes mezclar tus especias favoritas, como la pimienta y la albahaca, en el aceite de oliva, y algunas personas prefieren añadir vinagre balsámico de frambuesa o similar.

Utiliza el aceite de oliva extra virgen para este propósito, este aceite es hecho de la primera prensada de las aceitunas y tiene más fuerte el sabor a oliva. También cuenta con la mayor concentración de antioxidantes, polifenoles y fitonutrientes, por lo que ofrece el mayor de los beneficios para la salud. Cuanto más espeso y más oscuro sea el color del aceite de oliva, es más fuerte el sabor de la oliva.

3) Añade el aceite de oliva en tus aderezos para tus ensaladas

Muchas personas utilizan el aceite de oliva como base para las salsas de vinagreta para las ensaladas, que se puede hacer con la mostaza, sal, azúcar, pimienta y otras especias. La vinagreta es un aderezo saludable para ensaladas.

También puedes utilizar el aceite de oliva para hacer mayonesa casera. Usa dos yemas de huevo, tres cucharadas de jugo de limón y una taza de aceite de oliva. Tendrás una mayonesa al gusto con sal y pimienta.

Derribando falsos mitos: café e hipertensión

Cada vez son más los estudios científicos que resaltan los beneficios que, sobre el organismo humano, produce el café. Y son estos mismos estudios los que están derribando falsos mitos que sobre el consumo del café aún existen.

Uno de estos falsos mitos es que el café genera hipertensión. Según la Guía Española de Hipertensión Arterial, guía publicada por la Sociedad Española de Hipertensión (SEH) y la Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (LELHA), no está demostrado que el consumo habitual de café produzca hipertensión. Es más, las guías clínicas recomiendan que los hipertensos que quieran continuar tomando café habitualmente pueden tomar de una a tres tazas al día sin ningún problema. Puede consultar esta Guía en la página de la Asociación de la Sociedad Española de Hipertensión, www.clubdelhipertenso.es.

Por otra parte, en un reciente artículo publicado por la Dra. Esther López García, Profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid en la revista de CICAS, se afirma que el consumo habitual, y moderado, de café no aumenta los riesgos de padecer una enfermedad cardiovascular ni perjudica a aquellas personas que ya padecen alguna de estas enfermedades cardiovasculares, diabetes o hipertensión.

Incluso, según el artículo citado de la Dra. López García, de un análisis de todas las investigaciones realizadas sobre la relación entre consumo de café e infarto se puede deducir que el consumo moderado de café -dos o más tazas al día- redujo el riesgo de padecer un infarto en un 20 %. El mismo porcentaje de disminución del riesgo de arritmia, un 20 %, se produjo entre los que bebían cuatro o más tazas de café diarias respecto a aquéllos cuya media no superaba la taza de café al día.

Respecto a lo que se considera un consumo moderado, la Profesora López-García subraya que no se constata ningún incremento del riesgo entre bebedores de hasta 6 tazas de café diarias, mientras que los beneficios comienzan a producirse a partir de dos tazas al día. Por ello afirma que un consumo moderado de tres tazas de café al día es una cantidad razonable para la mayoría de las personas, cantidad que proporciona efectos beneficiosos para la salud.